El Desarrollo Motor Humano: 1-3 años

28 oct. 2008

Etapa Infantil: Edad del pequeño infante, 1er. y 3er. año de vida. "La fase de adquisición de formas motoras múltiples".

Al adquirir la marcha, aumentan considerablemente nuevas formas de movimiento. Así el niño en la necesidad de realizar movimientos, unido a la confrontación con su medio ambiente, llega a la adquisición de variadas formas motoras nuevas. Entre las cuales se pueden nombrar: la marcha, trepar, ascender, correr, saltar, lanzar, recibir, traccionar, empujar, colgarse, balancearse, girar y rodar, llevar objetos y hacer equilibrios.

La principal forma de confrontación del niño con el ambiente es el juego, los llamados juegos funcionales son especialmente importante para el desarrollo motor debido a la gran proporción de formas motoras locomotivas contenidas en él. Los niños de 1 a 3 años gustan por ejemplo de arrastrarse, gatear y andar por los alrededores sin ir hacia un objetivo determinado, solamente por la alegría de hacerlo.

En el tercer año son importantes los juegos de ficción o sociales, donde los niños imitan a los seres que se encuentran en su ambiente social, (el papá, la mamá, el doctor).

Características de la ejecución motora.

1.Los movimientos de los niños son débiles en intensidad, lentos, transcurriendo casi siempre en un campo especial pequeño y estrecho.

2.Al tercer año, se observa cierto aumento en la fuerza, velocidad y volumen de los movimientos. Al cumplir el 4° año se observa una modificación esencial de estas características.

3.Los movimientos de recobro y ritmo motor se manifiestan en forma reducida.

4.La fluidez de movimientos y la capacidad para la ejecución de movimientos elásticos esta  también poco desarrollada.

5.Los movimientos se realizan en forma torpe e incoordinada, y se manifiesta en el acoplamiento motor, por ejemplo en la no-utilización del tronco en acciones motoras que lo requieren.

6.Existen descargas motoras adicionales, en intensidad desde el punto de vista de economía del movimiento. Esto se observa por ejemplo, el correr, saltar o lanzar.

Las causas de que la ejecución motora presente estas características se debe:
Al ritmo, la intensidad, el volumen especial de los movimientos infantiles, son fundamentalmente una consecuencia del nivel de fuerza alcanzado y del nivel de las capacidades coordinativas.

La fuerza muscular de los niños, aún poco desarrollada, todavía no les permite realizar movimientos realmente potentes, veloces y de gran extensión espacial.

La falta de equilibrio y acoplamiento, se aprecia en los comienzos de la marcha libre, correr, subir y balancear, y en especial en los comienzos del saltar, lanzar y recibir.

Caminar: A partir del primer año, se desarrolla muy rápidamente la marcha sin ayuda. Los movimientos de la marcha se realiza con una marcada apertura de piernas, en forma rígida y torpe y los brazos siempre preparados para el equilibrio. Al término del 3er. año se llega a dominar los movimientos con gran seguridad.

Trepar: Se realiza primeramente en la posición de gateo, pero los brazos no se utilizan para el apoyo, sino para mantener y traccionar el cuerpo. Segundo y tercer año, puede trepar y descender obstáculos a la altura de la cadera.

Ascender: 2° y 3er. año el ascender sigue las siguientes etapas:
Subir escalas lateralmente.
Subir paso a paso, sin apoyo de manos.
Pasos alternados y sin apoyo de las manos se produce a mediados del 3er. año.

Correr: A diferencia de la marcha, se produce una fase de vuelo. Al principio es pequeño, pero se observa con mayor dominio en los niños de 2 años y medio a 3 años.
Características: Tronco totalmente erguido, pequeña flexión en la cadera y en las rodillas, brazos marcadamente abiertos y bajos, con algunas perturbaciones del equilibrio.

Saltos: Se produce primeramente hacia abajo (profundidad). El salto de un escalón o cajón, es alrededor de 20 cm. El aterrizaje es frontal casi siempre con piernas separadas.

Al término del 3er. año es posible saltar sobre obstáculos de baja altura, ya sea en 1 ó 2 pies y aterrizando con 2 pies.

Lanzar y recibir: Al término del 1er. año, se presenta un movimiento estrecho, sin un recobro considerable y sin participación del tronco o sea sólo con el brazo. El niño no está con condiciones de anticipar la parábola de vuelo de la pelota. El objeto se recibe "embolsándolo", posteriormente realiza la recepción con brazos extendidos y llevándola al pecho.

Traccionar: Aparece con la adquisición de la marcha. Empujar un cochecito.

Colgarse: Asociada a la trepa y tracción. 2° año de vida, se puede colgar a la altura de la cabeza.

Giros: Rotaciones alrededor del eje longitudinal del cuerpo.

Rolar: Rotaciones alrededor del eje transversal del cuerpo. Los giros se pueden realizar a los 2 años con ayuda correspondiente.


Desarrollo Motor: Apuntes de Estudio
Profesor: Dr. Hugo Aránguiz


LEER MÁS...

El desarrollo motor-humano 0-3-meses.

1 comentarios:

Este blog se lo voy a recomendar a mi mujer que es profesora. Se ve muy útil y muy profesional. Enhorabuena.

Por cierto, si te gusta la literatura breve, dedica 20 segundos de tu vida para que leas alguna de las historias de http://www.hiperbreve.blogspot.com Quiero lectores críticos que dejen sus comentarios y, si crees que merezco un voto, pues adelante.

Hiperbreves S.A. en la categoría de ficción.