Estímulos eléctricos para Alzheimer

31 ene. 2008

Un equipo de científicos en Canadá descubrió, por accidente, una forma de mejorar la memoria. El hallazgo fue hecho durante una operación con una técnica experimental para tratar a un paciente con obesidad mórbida.

El objetivo del tratamiento, llamado estimulación cerebral profunda (DBS en sus siglas en inglés), era suprimir el apetito del individuo. Pero, en vez de esto, el paciente comenzó a experimentar recuerdos vívidos.


El descubrimiento, dice el estudio publicado en la revista Anales de Neurología, podría conducir a una forma de estimulación eléctrica cerebral para tratar trastornos como la enfermedad de Alzheimer.

"Es un hallazgo muy llamativo" dijo a BBC Ciencia el doctor Melchor Lemp, vicepresidente de la Sociedad de Neurocirugía de Chile y jefe del departamento de Neurología y Neurocirugía del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

"Quizás las líneas de investigación ahora tendrán que encaminarse hacia este campo" agrega el experto.

Estímulos


Según los investigadores del Hospital Toronto Western, "éste es un caso único, totalmente inesperado". "Pero supimos de inmediato que se trataba de algo importante y estamos muy intrigados en descubrir si esto podría ayudar a los pacientes con trastornos de memoria", afirman los autores.

El equipo de científicos del Hospital Toronto Western intentaban tratar a un hombre de 50 años con obesidad mórbida que sufría diabetes tipo 2 y trastornos de sueño. El hombre de 190 kilos de peso no había logrado responder a dietas, medicamentos ni ayuda psicológica. Había rehusado a someterse a cirugía gástrica por lo que los médicos decidieron tratarlo con DBS, que aunque es una técnica experimental, era su mejor opción.

En pruebas previas con animales se ha demostrado que la DBS tiene un efecto en el apetito. Pero no ha sido ampliamente probada como tratamiento para la obesidad en humanos. La técnica sin embargo se ha utilizado con cierto éxito como tratamiento para la enfermedad de Parkinson, dolor crónico, cefálea en racimos e incluso depresión.

"La estimulación cerebral profunda consiste en introducir electrodos muy finos el cerebro. Y se trata de localizarlos en la zonas que se piensa pueden influenciar en alguna anormalidad cerebral", agrega.

En el caso de este paciente los electrodos fueron colocados en una zona del sistema límbico llamada hipotálamo, que se cree controla el apetito. La técnica requiere también instalar bajo el cuero cabelludo un aparato que mantendrá la frecuencia de impulsos eléctricos para estimular los electrodos.

Cuando fueron estimulados en el paciente éste comenzó a experimentar una sensación de déjà vu (algo ya vivido). Después tuvo una percepción súbita en la que estaba en un parque con amigos. Se sintió más joven, alrededor de los 20 años, y lo acompañaba la novia que había tenido entonces.
El individuo era un observador y miraba la escena a todo color. A medida que aumentaba la intensidad del estímulo eléctrico, los detalles de la escena se volvían más vívidos.

Pruebas de memoria

Tras la cirugía el paciente logró recuperarse durante dos meses y cuando se estimularon los electrodos por segunda vez, logró experimentar un efecto similar. Después de tres semanas de constante estimulación eléctrica el paciente mejoró en las pruebas de memoria que se le habían hecho previamente. Y un año después nuevamente obtuvo mejores resultados en las pruebas de memoria cuando los electrodos eran estimulados. Pero cuando los electrodos eran apagados, los resultados de las pruebas no eran tan buenos. Según los científicos, los resultados sugieren que podría ser posible utilizar DBS directamente para mejorar la memoria.

"Sabemos que las estructuras que llamamos "el circuito de la memoria" pasan muy próximas al hipotálamo" afirma el doctor Melchor Lemp.Así que no se puede descartar que por alguna razón las estimulaciones eléctricas hayan abarcado esas áreas vecinas que conforman el circuito límbico, que es fundamental en la memoria. De manera que a lo mejor lograron estimular áreas que conservan lo vivido en los años y que está almacenado pero el paciente no ha logrado recordarlo".

Según el experto, "lo fundamental es que el área donde estén almacenados estos recuerdos esté intacta y a lo mejor será posible recuperar la memoria activando esos circuitos en el cerebro".

Los investigadores están ahora llevado a cabo un estudio piloto para estudiar si la estimulación cerebral profunda puede ayudar a los pacientes con los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

Noticia publicada en BBCmundo.com

0 comentarios: