Método Doman

24 mar. 2008

El método de Glenn Doman se basa en la idea de que una adecuada estimulación visual, con palabras grandes y en contextos muy familiares es suficiente para que los niños muy pequeños discriminen palabras a partir de la edad en que aprenden a hablar y a utilizar conceptos significativos.

G. Doman propuso un primer método para enseñar a leer, individual y lúdico, para que lo pudieran llevar a cabo los mismos padres con sus hijos incluso antes de haber cumplido los dos años.El método en sí sigue unos pasos:

* En una primera fase son carteles en cartón blanco de unos 15 cm. de altura y las letras rojas de entre 12 x 10 cm. todas minúsculas, con una separación de al menos 1,2 cm. Entre cada letra. Las palabras son las más cercanas al niño, papá, mamá, su nombre, el de familiares cercanos o cosas placenteras para el, agua, biberón, muñeco… y se hacen series normalmente con cierto acercamiento semántico. Se hacen diariamente en sesiones secuenciadas y hasta que el niño reconozca las palabras.

* En una segunda fase se confeccionan carteles de 12 cm. de altura con letras de unos 10 cm. las letras seguirán siendo rojas y minúsculas. Las palabras tendrán relación con el cuerpo. Las sesiones seguirán igual.

* En un tercer paso los carteles serán de 15 cm. de altura y con letras minúsculas de 8 cm. y las palabras serán de vocabulario doméstico, objetos, profesiones acciones.

* En una cuarta fase eligiendo el libro que se le va a enseñar en el sexto paso (de no más de 150 palabras, de no más de 15 – 20 páginas, de letras de no menos de 6 cm. de altura, con texto e ilustraciones bien separados). Se extraen las palabras de ese libro escribiendo cada una en una tarjeta de cartulina blanca de 7 – 8 cm. de altura, con letras minúsculas de color negro (por primera vez). Estas palabras se le van enseñando en el orden en que aparecen en el libro, en sesiones similares a las anteriores.

* La quinta fase es muy similar a la anterior y consiste en enseñar frases hechas con las palabras anteriormente preparadas. Se preparan esas frases en cartulinas de 2,5 cm. de altura y letras negras de 2,5 cm. Estas tarjetas, de dos o tres palabras, se unen con anillas formando un libro de hojas sueltas de unas 50 páginas.

* El sexto paso consiste en la lectura del libro elegido para extraer palabras en el paso cuarto.

* En la última fase se le enseña el alfabeto, las letras por separado. En realidad es volver a un procedimiento analítico, después de haberle enseñado globalidades con significado.

Parece claro y podemos aceptar que el ambiente estimulante de los padres, y una relación afectiva intensamente positiva con sus hijos mejora eficazmente el rendimiento mental de los niños muy pequeños, aunque, como es natural, exige mucha y continuada dedicación, algo de tiempo y mucha preocupación, dado el carácter individual de tal enseñanza. Respecto a lo que puede significar el aprender a leer prematuramente (de acuerdo con la edad en que escolarmente se enseña), los expertos creen que aumenta la inteligencia verbal del niño y es quizás el aprendizaje prematuro más importante que podemos hacer para mejorar su desarrollo, pero insisten que se echan de menos procedimientos experimentales, porque por muchos ejemplos que se traigan a colación acerca de las bondades del programa, queda siempre la duda de la subjetividad de la interpretación y de la generalización que se da a las observaciones hechas.

Más información en Bits de inteligencia.

0 comentarios: