El influjo del gemelo 'fantasma'

20 may. 2009

Muchas personas pueden haber tenido un hermano gemelo sin saberlo. Con la difusión del uso de la ecografía en las primeras fases del embarazo, muchas mujeres reciben el diagnóstico de que tienen gemelos. Sin embargo, en controles posteriores uno de los gemelos ha desaparecido y finalmente sólo nace un bebé. ¿Cómo se explica esto?

La desaparición de uno de los dos gemelos tiene una explicación: el embrión que no llega a desarrollarse ha sido absorbido por el otro embrión, por la placenta o por la madre. Pero esta desaparición puede tener un precio para el gemelo que sobrevive, como ha confirmado un estudio publicado en Human Reproduction, en el que se siguieron más de 210.000 embarazos, 5.900 múltiples, con ecografías detalladas realizadas antes de la semana 21. El estudio muestra que tener un gemelo fantasma antes de la semana 16 de embarazo aumenta en el superviviente el riesgo de sufrir una anomalía congénita.

Un estudio realizado por Peter Pharoah, de la Universidad de Liverpool, pone de manifiesto que para los bebés que compartieron útero materno con un hermano desaparecido el riesgo de desarrollar anomalías, malformaciones o enfermedades congénitas puede ser hasta cuatro veces mayor que en el caso de un hijo único. De los 138 bebés que tuvieron gemelos fantasma en las primeras semanas de embarazo, 11 sufrieron malformaciones.

Lee la noticia completa en elpais.com

1 comentarios:

Que cosa, seguro que estas investigaciones dara soluciones a muchas respuestas.
Besitos Merche