Estimulación táctil

9 feb. 2009

Objetivo General:
Nos planteamos descubrir el sentimiento del propio cuerpo desarrollando las diferentes percepciones a través de toda su superficie para posteriormente utilizar el tacto como otro canal de entrada de información sobre el entorno próximo.

Objetivos Específicos:
• Sentir distintas sensaciones a través de las partes del cuerpo tales como la cara, las manos, los brazos y las piernas.
• Conseguir una mayor conciencia de sus manos, sus dedos, sus brazos, sus piernas y su cara.

Programa de Estimulación Multisensorial:
• Sentir sensaciones contrarias como, por ejemplo, el frío, el calor, la suavidad, la rugosidad...
• Reconocer el diferente peso de los objetos, desarrollando la posibilidad de sujetar cosas, coger y dejar.
• Utilizar el tacto como fuente de exploración de las distintas partes del cuerpo y de distintos objetos de una forma intencional y cada vez con una mayor frecuencia.
• Reconocer, entre dos objetos, uno de ellos a través del tacto. Hay que procurar que sean objetos muy sencillos y conocidos, como, por ejemplo, un teléfono de juguete o una pelota.

Actividades:
1. Explorar, a través del tacto, su cara y sentir las distintas partes. Posteriormente
seguiremos por brazos, manos...
2. Realizaremos lo mismo en nosotros mismos. Les apoyaremos, primero modelando, para
que toquen nuestra cara y “sientan” el pelo, la nariz, etc.
3. Nos damos abrazos, caricias y “sentimos” a través de nuestro cuerpo.
4. Nos ponemos frente al espejo con el niño o la niña. Vemos nuestro reflejo, le acercamos a él estimulando que lo toque. Recorremos las distintas partes de su cuerpo con refuerzo verbal y gestual, con caricias...
5. Tumbados en una colchoneta blanda, que sientan en todo su cuerpo dicha sensación. Utilizamos también colchonetas duras para que sientan el cambio de sensación.
6. Tumbados sentimos distintas texturas como las mantas, suelo de puzzle. Potenciamos su exploración a través de todo el cuerpo. Refuerzo.
7. Sentir distintas “vibraciones” a través de, por ejemplo, un cepillo eléctrico (lo envolvemos y lo utilizamos por la parte de atrás). Sentir la vibración en cara, brazos y otras partes del cuerpo.
8. Con diferentes materiales (algodón, seda...), sentimos a través de nuestro cuerpo.
9. Llevaremos la mano del niño o la niña para que “sienta” a través del tacto, distintos materiales como algodón, distintos tipos de papel, saco... Esperamos su reacción y reforzamos verbalmente.
10. Ponemos crema de manos o jabón líquido en un plato y colocamos sus manos para que “sientan” distintas sensaciones. Todo ello de forma agradable. Untamos sus manos y las nuestras y juntamos. “Sentimos su suavidad” y le incitamos a que exprese su sensación.
11. Le soplamos los dedos; usamos un ventilador pequeño para que sienta el aire Lo mismo por el resto del cuerpo.
12. Utilizaremos el agua para que introduzca sus manos, potenciando que sienta la diferencia entre frío y caliente.
13. Les damos pequeños masajes, en un ambiente agradable, con una luz adecuada, una música relajante. En la posición de tumbados, les hacemos pequeñas caricias que les resulten agradables. Cambiamos de posturas: boca arriba, boca abajo... Vamos desde la cabeza a los pies.
14. Colocamos en su mano un objeto y observamos lo que hace. Vemos si lo tira, si lo mira, si lo explora. Le apoyamos verbalmente y le incitamos a explorar.
15. Potenciamos que experimente sensaciones contrarias como frío caliente, liso rugoso, blando y duro...
16. Se le presentarán dos objetos significativos (por ejemplo, un teléfono) y se les dirá que coja uno. Se intentará que tengan una forma muy diferente.
17. Se experimentará el peso de distintos objetos. Muy ligeros y pesados.
18. Se tocarán distintos objetos móviles y se les enseñará cómo tiramos de ellos. Posteriormente guiamos su mano para hacerlo potenciando que lo realicen luego sin ayuda.
19. Utilizaremos mantas de estimulación multisensorial, con distintas texturas. Llevar su mano hacia ellas y apoyar oralmente. Dejar que exploren libremente.
20. Utilizar un ventilador pequeño, un abanico o bien una ventana abierta para hacerles “sentir” el aire en la cara.
21. Utilizar la “piscina de bolas”. Estimulación táctil y propioceptiva.
22. Realizar encajables de distintas formas explorándolos con las manos o con otras partes del cuerpo. Hacerles sentir las distintas formas.
23. Utilizar puzzles muy sencillos que se diferencien por su textura: una parte con una tacto muy fino y otro con un tacto más grueso, áspero...
24. Pintarles las manos de polvo talco y sentir dicho material. Además mirar sus manos y tocar con ellas nuestras manos. Llevar a nuestra cara las manos de talco y ver su reacción. Luego en él o ella.
25. Meteremos diversos objetos, entre ellos alguno familiar, en una bolsa no transparente. Intentaremos que lo identifique. Debemos emplear objetos que sean muy diferentes: uno redondo y grande, otro pequeño cuadrado, etc.
26. Utilizaremos el “panel del tacto” para explorar distintos materiales, incitando al alumnado a que expresen sus sensaciones, “sientan” la textura y expresen sus preferencias o bien sus desagrados.
27. Utilizaremos los guantes de látex para que los “sientan” y toquen objetos con ellos puestos.
28. Utilizamos distintos juguetes (también podemos adaptarlos para que se accionen con un simple toque, a través de un conmutador, con un dedo...), los accionamos procurando que nos miren y les incitamos a hacerlo también a ellos y elllas.

Autora: Virginia García Bernardo

0 comentarios: