¿Se puede ver con la lengua?

27 mar. 2010

Nuestra historia de hoy tiene como protagonista a Craig Lundberg, soldado británico que en 2007 sobrevivió a una granada en Basora (Irak) pero perdió el ojo izquierdo y recibió heridas irreparables en el derecho.

Recientemente, el Ministerio de Defensa de su país ha decidido incluirlo en un proyecto para desarrollar un armatoste, el BrainPort, cuya intención es la de recuperar la visión. De esto se hizo eco el diario 'El Mundo', en su apartado de Salud.

Bueno, en realidad la frase "recuperar la visión" tiene trampa. Todos sabemos que neurona muerta, neurona irreparable. Por lo tanto, hemos de buscar alguna alternativa, algo que nos permita hacer la función perdida.

En toda percepción recibida por los sentidos existe un receptor, que es donde llega el estímulo. En el caso de una persona con la visión íntegra, este receptor serían las neuronas que forman la retina (conos y bastones, entre otras). Este receptor transforma la luz, objetos, colores en electricidad, única energía capaz de ser transportada por las neuronas hacia el área cerebral correspondiente (en el caso de la visión, la corteza cerebral que se localiza en el lóbulo occipital). Esta área, como si de un ordenador se tratase, le atribuye un significado comprensible por la persona (Ver circuito neuronal visual en el siguiente enlace)

Pero Craig no tiene neuronas en su retina, que permitan captar la luz y transformarla en electricidad. Esto es lo que realiza el BrainPort: unas gafas de sol con una cámara instalada.

De acuerdo: El estímulo ya ha sido convertido en electricidad. Pero, como todos sabemos, no podemos conectar cables eléctricos con los circuitos neuronales que llevan el estímulo visual hacia la corteza occipital. ¿Cómo podemos, pues, aprovechar estos estímulos? Pues estimulando otros receptores diferentes (en nuestro caso, como decía, linguales).

Evidentemente, esta estimulación no llega a la corteza occipital sino al área que recoge la sensibilidad de la lengua, y que está incluida dentro del denominado córtex sensitivo. En el siguiente esquema, es la denominada área somatostésica primaria. En el esquema podemos ver que se encuentra verdaderamente alejada de la zona visual, en el lóbulo occipital.

Por lo tanto, y dado que no se estimula un área capaz de transformar electricidad en objetos visuales, hemos de enseñar a la persona que, un determinado hormigueo (eso es lo que siente en la lengua) corresponde con un grado concreto de luz, de color, de profundidad.

No es perfecto, sin duda; pero es un avance importante en el terreno de la Biónica.




Por el Dr. Francisco Marín (Atención primaria) Más información aquí

Fuente: http://es.noticias.yahoo.com

0 comentarios: