Estimulación Auditiva

11 abr. 2008

Los requerimientos de tipo auditivo son una parte esencial en la mayoría de los aprendizajes que afronta el niño.La percepción auditiva no es sólo un problema de los órganos periféricos sino que fundamentalmente está relacionada con los mecanismos de integración del Sistema Nervioso Central. Es así como niños con problemas en este área podrían tener eventualmente una agudeza auditiva normal.

En este sentido podríamos diferenciar:

Acuidad:
se refiere a la habilidad para escuchar sonidos de tono y sonoridad diferente y su diagnóstico es de dominio del otorrinolaringólogo.

La discriminación auditiva:
se relaciona con la habilidad para reconocer,diferenciar, sintetizar y recordar sonidos.

La percepción auditiva implica la capacidad para reconocer, discriminar e interpretar estímulos auditivos asociados a experiencias previas. Es susceptible de desarrollo mediante el ejercicio y la práctica.

Nuestros oídos juegan un papel principal en la estimulación del cerebro. El Dr. Alfred A. Tomatis afirma que escuchar, no oír, es la función primaria del oído. Oír es un proceso pasivo,escuchar es un proceso activo que requiere un uso adecuado del oído. Escuchar es tanto la habilidad de captar información, como la habilidad de filtrar la información irrelevante.

Programación de estimulación auditiva:

-Haciendo cosquillas o caricias podemos provocar en el niño o la niña emisiones vocales.
-Mediante cascos subir y bajar el volumen y alternar en ambos oídos.
-Hacer sonar estímulos auditivos y animarle a girar la cabeza hacia el lado donde aparece el sonido; si no lo hace solo/a, prestarle ayuda aumentando progresivamente la distancia.
-Poner en sus manos campanas, llaveros, sonajeros y animarle a hacerlos sonar.
-Hacer sonidos guturales, vocálicos, repetición de sílabas, vibraciones de los labios e intentar que mantenga la atención y que los imite.
-Mediante llamadas por su nombre, pitidos, palabras conocidas, llamar su atención hacia lugares diferentes.
-Darle pequeñas órdenes para estimular la escucha e estimularle para que las entienda y las cumpla dentro de sus posibilidades.
-Repetir canciones y retahílas conocidas.
-Con vasos y pajitas, soplar produciendo sonidos de agua.
-Jugar con globos humedecidos y frotarlos con las manos para que suenen.
-Con un secador, hacer que se muevan tiras de papel de colores y que suenen.
-Arrugar papel cerca de su oído, a distintos ritmos, despacio,deprisa ...

Memoria auditiva:
-Dando palmas, crear pequeñas secuencias rítmicas.
-Repetir sílabas, letras, palabras de su vocabulario; si no posee lenguaje, vocalizaciones y balbuceos.
-Evocar y tararear canciones.

Percepción auditiva:
- Jugaremos a producir sonidos con el cuerpo: risa, llanto, bostezo, estornudo, ronquido, aplauso, taconeos, asociarlos a una acción, para que llegue a discriminarlos y encuadrarlos dentro de una actividad, un estado de ánimo, a estar dormido...
- Haciendo sonar distintos instrumentos.
-Discriminación de sonidos producidos por los animales protagonistas de un cuento.
-Realizar contrastes grave – agudo, fuerte – débil, lejos – cerca.

Texto extraído del documento “Despertando sensaciones”, del Grupo de trabajo del C.P. de Educación Especial nº 1 de Valladolid.

0 comentarios: