Super Leticia la pastelera

4 sept. 2009

Leticia era una pulguita que soñaba con ser una superheroína de esas que salen por la tele. Aunque tenía varios trajes que su mamá le había hecho, no se sentía contenta. “Soy tan pequeñita...—pensaba— si por lo menos pudiera volar...”

De tanto pensar se le ocurrió una idea: trabajaría y ahorraría dinero para comprar una nave que la llevara en pocos segundos donde alguien necesitara su ayuda y así ¡pum! ¡plaf! ¡plof!, atraparía al delincuente. Así fue como decidió ir a pedirle trabajo a don Ratonil, un ratón muy elegante, dueño de una gran pastelería. —No sé que trabajo puedo darte —dijo el ratón—, eres tan chiquita... Pero Leticia insistió tanto que don Ratonil no tuvo más remedio que encontrar algo que ella pudiera hacer — Controlarás que todo funcione bien —le dijo el ratón, y la llevó a visitar la gran fábrica de pasteles.

¡Qué grande era! Había cremas, dulces y chocolates por todas partes. Pero lo que más llamó su atención fue la cinta transportadora. Pasaban por la cinta los pasteles recién horneados, ¡hum...!, y les caían chorros de chocolate de un lado, crema del otro y una cereza en el centro. Luego la cinta transportadora llevaba cada pastel a una caja y... ¡listo para la venta! —Si algo sale mal —le dijo don Ratonil— sólo tienes que tirar de esta cuerda y la cinta dejará de funcionar. Ese será tu trabajo. Y Leticia comenzó así a trabajar en la pastelería.

Un día, don Ratonil, recibió un mensaje muy importante... el cuento en su totalidad puedes descargarlo de forma gratuíta en www.yoescribo.com (previamente tienes que registrarte en la web).

Autora del cuento: Claudia Martinez

1 comentarios:

Hola, soy la autora de este cuento y les agradezco que lo tengan en cuenta. Les mando un beso grande desde Rosario (Argentina)
Claudia.