Guía Pokemon para padres

10 jun. 2009

Primero miramos al niño de reojo. Preguntándonos qué demonios estará haciendo. Habla en un idioma extraño. Se pasa ratos, pensativo, ante la consola. Y, pese a que intenta explicarnos que es un entrenador y que ha elegido a un Pokémon tipo fuego llamado Charmander para comenzar su aventura, nos quedábamos como estábamos. ¿Que evolucionan? ¿Que cada Pokémon puede aprender una serie de movimientos? Bueno, está bien. El “bicho” pequeñajo amarillo se llama Pikachu, pero ¡hay 490 más! La solución está clara: le quitamos la consola y mañana será otro día.

Ésta ha sido la reacción natural de millones de padres desde que Pokémon se lanzó en España hace ahora diez años. Desde entonces la saga, que ha tenido más de treinta entregas desde que apareció en la mítica Game Boy hasta la última entrega para Nintendo DS llamada Pokémon Platino, se ha convertido en la más vendida en España (con más de 6,3 millones de juegos) y la segunda del mundo (con más de 190 millones de juegos y sólo por detrás del icono de los videojuegos Mario). En eso y en una pesadilla para muchos padres que no sabían en qué estaban tan concentrados sus hijos. Hasta ahora.

Y es que los psicólogos del Centro Biem, se han metido a fondo en la mecánica del juego para que a partir de ahora con la ayuda de su Guía Pokémon para padres todos se puedan involucrar en el entretenimiento favorito de sus hijos. “Al estar dentro de las nuevas tecnologías, lo vemos como algo complicado y ajeno a nosotros”, explica Ramos-Paul, “sin embargo, toda la fórmula Pokémon se basa en las reglas de juegos de toda la vida que cualquier padre ha practicado en su infancia como el gua, las chapas, el piedra, papel o tijera o la oca”.

El planteamiento de este prestigioso grupo de psicólogos especializados en el ámbito familiar es empezar perdiéndole el miedo al lenguaje (aunque nos parezca extraño no lo es más del que usábamos cuando éramos críos) y disfrutar con tus hijos de una experiencia lúdica nueva. “El videojuego aparece antes o después en la vida del niño, luego será mejor acercarnos a él en lugar de prohibirlo”, explica Torres, “la idea de nuestra guía es dar pistas a los padres de qué puede significar Pokémon en la vida de su hijo”.

¿En qué puede ayudar la guía del universo Pokémon? Como ayuda para establecer un hobby en común que permita pasar tiempo con tus hijos o tener un tema del que hablar similar a la que en otro tiempo podía ser ir de pesca. Como elemento para entender e implicarte en el mundo de actuaciones, decisiones o reglas que crea un niño cuando juega, de la misma forma que antes se jugaba a policías y ladrones. Como herramienta para estimular el aprendizaje del niño...

Y, ¿por qué no? Para saber qué está haciendo. Lo natural ante lo que no se entiende es la prohibición. “Pero si el control se establece jugando será más efectivo porque se convierte en una actividad que compartes con él sin necesidad de interrogarle sobre lo que hace”, explican los expertos del Centro Biem.

La guía completa ya está disponible aquí.


Fuente: http://www.nintendo.es


NOTA: Ojo!! Videojuegos si, pero con moderación ;)

0 comentarios: