PadresOk

25 oct. 2007

PadresOk.com nos ofrece una serie de artículos muy interesantes sobre desarrollo infantil. Os muestro parte del contenido de algunos de ellos y al final de la entrada os remito otros igual de interesantes :)

Niños inteligentes y creativos
: Desde que un niño nace necesita del afecto y los cuidados de otros para poder vivir y crecer. Sin embargo, la alimentación y el abrigo no son los únicos componentes para formar un futuro adulto pleno. La capacidad para enfrentar determinadas situaciones, resolver los problemas o desenvolverse en forma satisfactoria, provienen en parte de la formación que se le haya dado en sus primeros años de vida.

Por eso, es muy importante comenzar cuanto antes un programa de estimulación que permita al bebé darse cuenta de sus potencialidades y le haga sentir seguro de sus acciones. Está comprobado que los niños que han recibido mayor afecto e incentivos en su desarrollo, poseen una buena autoestima y una positiva imagen de sí mismos, toleran más fácilmente la frustración y alcanzan con mayor frecuencia sus objetivos que aquellos que no han sido debidamente estimulados...


Niños geniales
: Entre los beneficios que se le adjudican está la consecución de un desarrollo integrado de la personalidad -a la velocidad, intensidad y ritmo propios de sus necesidades- a la vez que los padres experimentan satisfacción, alegría y establecen una relación amorosa, estrecha y armónica con sus hijos.

El origen de este concepto se remonta a las primeras investigaciones en terapias de corrección, que buscaban revertir ciertas limitaciones motoras, psíquicas o sensoriales, y que revelaron que mientras más temprano se detectaran y comenzaran a tratarse, mejores eran los resultados. Sin embargo, como la rehabilitación no era completa, comenzaron a buscar cada vez más una mayor precocidad, con el fin de “prevenir antes que curar” y llegaron a aplicar diversas técnicas, incluso antes del nacimiento...


El juego y la estimulación en el desarrollo
: La capacidad de relacionarnos con otros, de expresarnos, comprender nuestro entorno y adaptarnos a distintas situaciones, son posibles gracias a que cuando niños fuimos unos pequeños inquietos y curiosos, que incansablemente buscamos nuevas formas de interactuar con el mundo de la mejor manera en que podíamos hacerlo: jugando.

En esta completa guía de estimulación, le entregamos pautas para comprender la distintas formas en que se da el juego en cada etapa del crecimiento de su hijo e ideas para potenciar sus habilidades por medio la actividad lúdica.


La creatividad, la imaginación, la motricidad y la comunicación son sólo algunos de los aspectos que se estimulan con el juego. Pero su trascendencia es aún mayor. Según Vygotsky (1976), "el juego no es la consecuencia, sino la fuente del desarrollo cognitivo en los niños". Basta considerar que jugar constituye la actividad natural de los pequeños...


Los primeros pasos: caminar sin apuro.
Cuando un niño comienza a dar sus primeros pasos deja de manifiesto que su aparato esquelético, muscular y neu-rológico está en perfectas condiciones para iniciar esta trascendental etapa. Implica, además, un cambio en como se relaciona con su entorno y es, según el doctor Hernán Guzmán, traumatólogo de Clínica Las Condes, su primera manifestación de independencia respecto a sus padres.

Y si bien el caminar representa uno de los hitos más importantes en el desarrollo de un niño, el doctor Guzmán recomienda tomárselo con calma “y no desesperarse si en las primeras semanas el niño pone el pie hacia adentro o pierde el equilibrio mientras camina. Es normal al empezar a caminar que los ejes de apoyo no sean perfectos”.

Hay que tener en cuenta, según el especialista, que un pequeño que ha triplicado su peso y su crecimiento desde que nació hasta los 11 meses, que ha estado la mayoría del tiempo en posición horizontal y que se pone de pie y camina, no puede tener una marcha perfecta ni igual a la de un niño de 12 años. “Hay que darse un tiempo y esperar la evolución de esta etapa. No es bueno que toda la familia esté pendiente o apure al niño para que camine, porque lo más probable es que se genere una ansiedad colectiva”...


Otros artículos interesantes: La mejor edad para aprender un segundo idioma; El arte y los niños; La memoria: ¿qué pueden recordar los bebés?; El niño de 1 a 5 años; Liderazgo infantil: niños que mueven masas.

0 comentarios: