El Síndrome del Emperador

18 oct. 2007

El problema educativo más grave que sufren algunos padres es el de que intentan educar, siendo flexibles y justos con sus hijos y sin embargo éstos se aprovechan de esa actitud y los tiranizan.

La tiranía de estos pequeños puede adoptar muchas formas:

-No hacer caso a la primera, ni a la segunda, ni…, se trata de esperar al grito, la amenaza, etc., para hacer lo que se les pide (ir a comer, lavarse las manos, recoger los juguetes, etc.). ¿Para qué obedecer antes si saben que pueden disponer de más tiempo hasta que se enfaden sus padres?.

-Discutir las normas y/o los castigos. Tachar a los padres de injustos, malos padres, etc. Si hacen eso debe ser porque les trae alguna compensación (ante el sentimiento de culpa los padres ceden y otorgan más privilegios).

-Reclamar constantemente la atención con un comportamiento molesto, o con continuas discusiones entre los hermanos.

-Pedir, pedir y pedir. Una vez conseguido, muestran su insatisfacción y vuelven a querer más cosas.

Estas dificultades cotidianas acaban con la paciencia de los padres y crean un cúmulo de tensiones que hace que la convivencia familiar se convierta para estas familias en un auténtico infierno,

El problema que estos padres tienen es que no saben cómo poner límites a la conducta de sus hijos. Estos saben sacar partido de esta circunstancia y obtienen el “beneficio” de saltarse las normas constantemente.

En los 7 primeros meses de 2007 se han puesto en España cerca de 3.500 denuncias de padres contra el maltrato de sus hijos menores. Se habla del Síndrome del Emperador, para describir esta situación. ¿No tendrán su origen estos graves problemas en la falta de límites en los primeros años?.

www.psicologoescolar.com

0 comentarios: