Cuento:La voz preocupada

10 ene. 2011

"Había Una vez una voz, sensible y delicada, que tenía un gran problema. Si el día se presentaba lluvioso y gris, apenas hablaba y las pocas palabras que decía eran tristes y desganadas.

En cambio, si el día era claro y primaveral, parloteaba y cantaba como una loca.

Pero, la pobre, estaba preocupada, porque por las noches, hiciera el tiempo que hiciera, siempre enmudecía.

Temerosa, pensaba que podía enmudecer también por el día.

Por eso, cada mañana, al levantarse, hacía ejercicios delante del espejo, para comprobar que aquello no había ocurrido.

Una noche, mientras dormía, tuvo una horrible pesadilla: por fin, consiguió hablar por la noche, como ella quería; pero habló en sueños, revolviéndose sudorosa en su lecho.

Despertó sobresaltada y asustada. Enseguida llegó a la conclusión:

Cuando uno duerme, no es necesario hablar.

Desde entonces, ya nunca más, le ha preocupado enmudecer por las noches."


Un cuento de Pepeperez

0 comentarios: