Estimulación para bebés de 0 a 1 año

6 de nov. de 2007

Tu bebé puede estar mejor estimulado, en la medida que enriquezcas su ambiente y las oportunidades que le brindes para su aprendizaje. Pero debes tener cuidado de no sobrestimular, él te dejará saber que ya es suficiente cuando pierda el interés en lo que estais haciendo.

ÁREA: PSICOMOTRICIDAD GRUESA
• Acaricia la espalda de tu bebé (de arriba hacia abajo), haciendo presión sobre sus nalgas, para motivarlo a levantar la cabeza.
• Muéstrale un juguete, procurando que trate de alcanzarlo, puedes ayudarlo poniéndole un apoyo en los pies para que pueda impulsarse.
• Preséntale un objeto sonoro hacia arriba, abajo y a ambos lados, para que gire la cabeza en dirección del sonido.
• Coloca móviles o juguetes de su agrado, para que trate de agarrarlos, al principio lo puedes ayudar levantando su cabeza.
• Extiende y luego flexiona sus piernas, realizando una pequeña presión sobre su estómago.
• Crúzale la pierna izquierda sobre la derecha y viceversa.
• Colócalo en distintas posiciones: boca abajo, boca arriba, de costado y sentado. Balancéalo suavemente.

ÁREA: MOTRICIDAD FINA
• Extiende suavemente sus dedos para ayudarlo a abrir y cerrar sus manos.
• Coloca tu dedo índice en su mano, motivándolo para que la cierre.
• Juega a las escondidas, colocando una prenda de tela ligera sobre su cara y luego enséñale a cogerla.
• Tócale el dorso de la mano para estimular a que la abra y luego las palmas de la mano para que las cierre.

ÁREA: COGNICIÓN
• Trata que fije su vista, por medio de objetos llamativos (de preferencia sin sonido) y que siga con la vista el objeto.
• Utiliza diferentes objetos sonoros, haciéndolos sonar en diferentes ubicaciones: arriba, abajo, a un lado, al otro (a una distancia de 20 cm. aproximadamente) y que así trate de identificar su procedencia.
• Pasa texturas suaves por su cara, manos y piernas.
• Dale de comer mientras le hablas o le cantas.

ÁREA: AFECTIVO – SOCIAL
• Acostúmbralo a la rutina de la familia (ruidos, actividades, etc.) desde que llega a casa.
• Procura que tenga contacto con personas cercanas a la familia.
• Entabla pequeñas charlas, motivándolo a utilizar el lenguaje, salúdalo y despídete de él.

En esta edad, el sistema vestibular es muy sensible, un movimiento lento y rítmico actúa como un sedante mientras que un movimiento brusco provocará el reflejo de susto. Los ejercicios se deben adaptar a las necesidades del niño, si una actividad le produce miedo, la debes modificar. Siempre es recomendable realizar un masaje antes de comenzar los ejercicios.
Debes recordar, no forzar a tu bebé para realizar los ejercicios.
El desarrollo de los niños es muy diferente, por lo que si te surge una duda, es mejor consultar con un profesional cualificado.

1 comentarios:

yo estoy llevando a mi hijo al centro aleka que esta en madrid por ventas y una fisioterapeuta ha conseguido que se arrastre y casi gatee cuando llevaba gran retraso.les dejo el numero de telefono 913564653