El buen profesor...

28 ene. 2013

1. Sabe y cree que lo que sabe es importante y necesario para comprender la vida y a uno mismo, y para avanzar, y por eso profundiza en el conocimiento de lo que quiere enseñar y busca las maneras de hacerlo sencillo y comprensible para todos los alumnos.

2. Conoce bien a sus alumnos, no solo como son, sino también por qué son como son y, sobre todo, de qué son capaces. Tiene de cada uno de ellos una visión de hacia dónde pueden crecer en todas sus dimensiones, y sabe cómo empujarles hacia adelante para lograr lo mejor de ellos mismos.

3. Identifica las necesidades y los momentos en los que está cada alumno y cómo afectan a su desarrollo personal y genera una multiplicidad de oportunidades y recursos variados para que todos se impliquen y aprendan en profundidad.

4. Maneja con agilidad diferentes estrategias y metodologías que dotan a la clase del ritmo y las tensión necesaria para estimular la motivación, la curiosidad, la atención y la reflexión de sus alumnos.

5. Hace a sus alumnos cada vez más autónomos y protagonistas de su propio aprendizaje, creando un clima cálido y respetuoso de participación y colaboración mutua, gestionando los conflictos con firmeza y eficacia.

6. Fomenta la creatividad y amplía los horizontes de aprendizaje facilitando el acceso a diferentes recursos, experiencias, lenguajes, interlocutores y herramientas tecnológicas.

7. Dedica tiempo y esfuerzo personal a pensar sobre cada uno de sus alumnos y sus clases, que prepara, planifica y modifica a la vez que estudia, investiga y contrasta para crecer con y para ellos.

8. Acompaña los procesos de maduración y aprendizaje de cada alumno, evaluando y discerniendo sobre lo que ve y lo que revela aquello que ve, y proponiendo iniciativas de mejora y superación continua.

9. Comparte su conocimiento y experiencia, y trabaja en equipo con sus compañeros, implicándose en un proyecto común que ayude a sus alumnos más allá de su aula y de su misma escuela, haciendo cómplices de su educación a las familias y otros agentes sociales presentes en la vida local.

10. Disfruta de los éxitos de sus alumnos y vive sus fracasos como propios, cree en lo que hace y sabe que lo que hace puede marcar una diferencia en sus vidas, y por eso se compromete con ellos, y saca lo mejor de sí mismo para ellos.


Decálogo de Carmen Pellicer 
Vía: Innovarte

6 comentarios:

Acabo de leer un artículo que habla de la importancia de los juegos padres e hijos para el desarrollo de sus habilidades sociales. Me parecía un tema muy acorde con el post que publicaste. Aquí o paso el enlace por si os resulta de interés. http://babyradio.es/blog-entrada/104/2013-01-31/sabemos-jugar-con-nuestros-hijos

Gracias Sofía :)

Qué bonitas reflexiones... Todos los padres deberíamos tenerlas en cuenta cada día... Me gusta tu blog.. acabo de descubrirlo pero me quedo por aquí...

Me encanta, todos muy ciertos, tengo varios amigos profesores, de los que se preocupan de verdad por los niños y en su desarrollo y el desarrollo de su propia personalidad e imaginación y cuando los ves disfrutar así de su trabajo hace que te enamores literalmente de esa educación que algunos profesores a pesar de las dificultades de hoy en día siguen practicando a pesar de dejarse mucho tiempo, dinero y energías en eso.

http://mamaestudianteyamadecasa.blogspot.com.es/

Gracias por vuestros comentarios. Me han gustado mucho vuestros blogs, tenemos muchas cosas en común ;) Un abrazo

Que razon tiene este post, que importante es un buen profesor. Yo aun recuerdo los mios, bueno , algunos, otros no lo fueron tanto. Pero es tan importante....