Colecho

14 jun. 2012

"Se llama colecho al hecho de dormir con los hijos". Una explicación sencilla para un tema que está rodeado de tabúes, exageraciones y falsedades.

La finalidad de la entrada de hoy, era compartir con vosotros un post muy interesante que publicaba hace unos días la psiquiatra infantil Ibone Olza, podéis leerlo aquí: http://iboneolza.wordpress.com/2012/06/06/desmontando-a-estivill/ Ello me ha hecho reflexionar y desear compartir con vosotros mi punto de vista.

Como muchos sabéis, soy madre de tres niñas. Con todas, en mayor o menor medida, hemos practicado el colecho. Que para mi modo de entender, no es más que respetar el ritmo de adaptación al sueño y a la vida en general del bebé. Pienso que cuando una persona nace, necesita estar junto a su figura de apego (la cual suele ser la madre, pero no siempre tiene por qué ser así). Junto a ella, el recién nacido, se siente protegido, relajado y feliz.

Cuando nacieron mis hijas me propuse hacer todo lo posible para que se sintiesen protegidas y fuesen felices, por tanto, eso debería ser aplicado en todas las facetas y momentos de la vida. Creo fírmemente, que el contacto, las caricias, los besos y las dulces palabras que se dirigen hacia un niño construyen los cimientos de toda la relación futura. Y ese contacto se debe realizar de día, de noche y en cualquier momento que así se estime oportuno. Ciertamente nunca me ha pesado practicar el colecho, es más, para mi es un placer dormir con mis hijas. Si para mi es un placer y para ellas "la gloria" ¿dónde está el problema de dormir con un hijo? ¿alguien lo entiende?

Desde aquí rompo mi lanza a favor del colecho, que no es más que una muestra más de amor y respeto, con todo lo que conlleva cada una de las palabras. Pero aún así...si eres madre primeriza, si tienes miedo, si piensas que no lo disfrutarás ¡no lo hagas! no te sientas obligada a una cosa o la otra, haz lo que más feliz te haga, porque será lo que más beneficie a tu bebé :)

4 comentarios:

Totalmente de acuerdo, el contacto es fundamental. Ya sea de día o de noche. El problema está en los que no lo entienden. La mía duerme en su cuna, pero siempre que quiere se mete con nosotros y ella encantada dandole patadas a su papá :)) A ver si nos vemos guapa

Hola Nieves, un placer leerte ;)

Ciertamente, lo que hay es que disfrutar de la opción, sea cual sea.

Un abrazo para ti y otro para la peque.

Te apoyo al 100%. A mi me ha ocasionado un problema, ahora soy yo la que no puedo salir de su cama!! Me encanta dormir con ellas! Un beso y a disfrutarlas, ahora que se dejan.

me uno a la causa. Nuestro peque duerme con nosotros desde que nació y todos contentos!Además tiene 16 meses y toma el pecho a demanda asi quepara mi es mucho más fácil. Me encanta el artículo de ibone.
besicos