Ya está en el cine María y yo

18 jul. 2010



Desde el pasado día 16 de julio, está en los cines españoles 'María y yo', un documental de Félix Fernández Castro basado en la novela gráfica de Miguel Gallardo. Se trata de un relato original y llenor de humor, ironía y sinceridad sobre cómo convivir con una discapacidad: la relación de un padre y su hija que padece autismo.

El documental es una adaptación al cine de la novela gráfica del mismo nombre 'María y yo' de Miguel Gallardo, que ha sido galardonado con el Premio Nacional del Cómic 2008. Es la historia del viaje que hacen el propio Miguel y su hija María a Canarias para pasar unas vacaciones juntos en un Resort de la isla. Un escenario un tanto inhabitual que no suele acoger entre sus huéspedes a un padre solo con una niña que padece autismo.

“María y Yo” es un cuaderno de viaje en el que han ido anotándose una por una, como en una de las listas que tanto le gusta hacer a María, todas las cosas, grandes y pequeñas, que llenan la vida diaria de los Gallardo en vacaciones, desde coger un avión hasta tomarse un daiquiri en la piscina (hablamos de Gallardo padre, obviamente), su peculiar forma de comunicarse, las reacciones de la gente con María, los problemas de convivencia que a veces plantea la condición de la niña entre ambos y con el resto de un mundo que no siempre está preparado, ni siquiera dispuesto, a ser generoso con las excepciones a la idea general de normalidad. Y también las pequeñas recompensas que van acompañándoles a ambos durante todo ese recorrido.
 
Siempre desde la perspectiva directa, humana y no exenta de humor de un padre que no tiene ningún reparo en mostrarse a si mismo y a María tal como son. A lo largo de este relato de las aventuras y desventuras de Miguel y María en Canarias, iremos conociendo también el resto de personas y lugares que forman parte de sus vidas, y cómo se relacionan con ellos. Escucharemos a quienes mejor conocen a María, principalmente a sus padres, Miguel y May. Descubriremos las cosas que más le gustan a María, entre las que se encuentran hacer listas de gente, la arena de la playa, los dibujos con los que su padre se comunica con ella y los baños en la piscina.

Y por encima de todo, la entrega, la complicidad y el afecto que les une. Así, casi sin querer, de una forma práctica, realista y, sobre todo, optimista y vital, iremos descubriendo también algunas claves sobre el autismo, una condición que afecta a otras muchas personas además de María y del que muy poco o nada sabe la gente que no lo padece directamente.
“María y Yo” no es un largometraje documental sobre el autismo, sino la historia de una relación de afecto entre dos personas, un padre y una hija; y por tanto, una aproximación totalmente subjetiva y personal a los acontecimientos, problemas y satisfacciones que suceden en la vida diaria de estos dos personajes.

Es decir, consideramos el autismo como una circunstancia que rodea la vida de los personajes del documental, pero en ningún caso el tema central del mismo. Uno de los hallazgos más importantes del libro, que se ha intentado trasladar a la película, es precisamente esa forma positiva, vital, incluso con humor, de atacar los problemas de la vida diaria con alguien que padece autismo.



Fuentes:
http://www.hoycinema.com/
http://mariayyo-gallardo.blogspot.com/