Deja que te pregunte

28 may. 2013

Hola, hoy en mi blog "Logopedia creativa" de Miximoms os invito a otra reflexión: ¿por qué nos educan para no preguntar?

Desde que el niño es pequeño le llegan mensajes del tipo: ¿no preguntes tanto?, ¿es así porque lo digo yo?, ¿no tienes por qué saberlo todo?...

Constántemente se le coarta el lanzar preguntas. En la etapa escolar no se le incita a cuestionarse, a plantearse alternativas, a buscar diferentes resultados. Se premia la obediencia, lo igual, lo esperable.

Lo que os comento es una paradoja, pues por todos es sabido que si no se formulan preguntas nuevas no se avanza, ni a nivel social ni a nivel personal.

Cuestionarse (tanto en voz alta, como utilizando nuestro lenguaje interior) nos permite desarrollar nuestra capacidad lingüística, nuestro potencial intelectual y nos ayuda a entender el mundo que nos rodea.

¡Fomenta que tu hijo te pregunte! ;)

Esmuki, canciones para dialogar: Mentiras

26 may. 2013

Hola amigos, qué poco tiempo últimamente para dedicarle al blog... pero no quiero dejar pasar más días sin compartir una entrada que pusimos a primeros de semana en el blog de Esmuki. Nos propusimos ir poco a poco contando el por qué de cada canción que compusimos, con la intención de que se conozcan más a fondo y alentar a las familias a sacarle el mayor partido posible.

La canción se llama "Mentiras", creemos que es muy necesario hablar abiertamente a nuestros hijos sobre la realidad del mundo que nos rodea y de las personas que tenemos alrededor.

Tenemos que reconocer abiértamente que todos mentimos, en mayor o menor medida y que lo importante es saber que el hecho de hacerlo siempre tiene unas consecuencias, que como dice la canción "las mentiras son como el fuego, si no lo frenas, no para de crecer"

Las mentiras se van sumando, buscan y se unen a más mentiras, por lo que es mejor conocer cómo funcionan para evitarlas.

Podéis leer el post completo en el blog de Esmuki: http://blog.esmuki.com/

No corregir... mejor guiar

15 may. 2013

Hola, pensando en cuál podría ser el primer post para compartir con la comunidad de Miximoms, se me ocurrió que un buen tema a tratar podría ser el de ¿corregir o guiar?.

Me gustaría hacer junto a los lectores, una reflexión sobre la mayoría de las acciones que un adulto lleva a cabo con un niño, pues si nos paramos a pensar, observaremos que casi siempre están más encaminadas al término ”corregir” ¡no: hagas!, ¡no toques!, ¡así no!, ¡más despacio!, etc. Pocas veces se recurre a la paciencia y se les ofrece el tiempo necesario para desarrollar la actividad que quieren realizar, estableciendo tiempos y formas que no les permiten disfrutar de lo que están haciendo.

En el ámbito lingüístico, el no corregir, es fundamental. Los adultos debemos ser meros guías, limitarnos a ser modelos adecuados, tanto de pronunciación como del vocabulario empleado. No es necesario corregirles si cometen algún error, es más beneficioso hablarles de manera clara, asegurarnos de que nos miran cuando vocalizamos, jugar e inventar diferentes formas para ampliar el vocabulario, etc.

Seamos buenos guías, ¡pero ojo! que eso es la parte más difícil ;)

Poesías para niños: Tu cara me alegró el día

2 may. 2013

Todos sabemos, aunque no siempre recordamos, que animar a los niños a memorizar pequeñas poesías, estribillos, adivinanzas, etc. es muy beneficioso para trabajar la memoria.

A lo largo de las próximas semanas iré mostrándoos poesías que me parecen divertidas, para que las utilicéis si os gustan (si conocéis algunas, podéis compartirlas con el resto de los lectores del blog y conmigo, bien dejándolas en un comentario de este post o mandándomelas por correo)

Soy poco partidaria de memorizar esquemas, lecciones o demás materias poco interesantes, en las que conviene más comprender que retener.

Por eso, os propongo hoy una pequeña poesía de Douglas Wright, podéis aprovechar el fin de semana para aprenderla, igual es un bonito regalo para alguna mamá en su día ;)

Tu cara me alegró el día

Tu cara me alegró el día;
tu sonrisa iluminó,
como un sol de mediodía,
un día medio tristón.

Tu cara me alegró el día;
un día medio tristón,
como un sol de mediodía,
tu sonrisa iluminó.

Tu cara me alegró el día,
tu cara me lo alegró.